¿Qué es la clamidia?

La clamidia es causada por la bacteria Chlamydia trachomatis. Hoy en día en Europa, es la enfermedad de transmisión sexual más frecuente y se está difundiendo a través de relaciones sexuales sin protección. Las consecuencias de la clamidia pueden ser muy graves.

¿Cómo puedo saber si tengo clamidia?

Muchas personas infectadas por la clamidia, tanto hombres como mujeres, no tienen ningún síntoma en absoluto, pero aún así pueden infectar a otras personas. No obstante, lo más común es que algunos síntomas aparezcan desde una hasta tres semanas después de haberse producido el contagio.

Las mujeres pueden sentir un dolor o sensación de ardor al orinar, metrorragia (hemorragia uterina no relacionada con la menstruación) o secreción de los genitales o dolor en la parte inferior del abdomen. Los hombres pueden tener dolor o una sensación de ardor al orinar, inflamación o secreción de la uretra.

Por desgracia, también hay casos en los que la bacteria clamidia permanece inactiva durante un largo período de tiempo y de repente empieza a causar problemas.

¿Qué debo hacer si tengo la clamidia?

Si tiene la clamidia o sospecha que padece alguna infección, debe tratarse con antibióticos tan pronto como sea posible para evitar complicaciones.

En las mujeres una infección por clamidia no tratada puede causar salpingitis (infección de las trompas de Falopio), que a su vez puede provocar embarazos extrauterinos o incluso una futura infertilidad. En los hombres puede causar epididimitis (inflamación del epidídimo), prostatitis (inflamación de la próstata), inflamación del tracto urinario o una reducción de la fertilidad. Tanto en los hombres como en las mujeres, la falta de tratamiento en la infección por clamidia puede causar esterilidad.

Si los resultados de la muestra son negativos, pero los síntomas persisten o si todavía sospecha que ha sido infectado, es posible que haya tomado la muestra demasiado pronto después del contacto sexual. Debe haber, como mínimo, una semana entre el contacto sexual y la toma de la muestra. También tenga en cuenta que si continúa experimentando malestar puede ser debido a otra enfermedad de transmisión sexual que no sea la clamidia. Por ejemplo, una infección de micoplasma en los genitales puede producir los mismos síntomas que la clamidia. Por favor, consulte a su médico para recibir más información.

¿Cómo se transmite la clamidia y cómo puedo protegerme?

La forma más común de infección por clamidia es a través de relaciones sexuales vaginales o anales sin protección, cuando las membranas mucosas de las dos personas entran en contacto. La clamidia también puede aparecer si se practica sexo oral, pero nunca podrá desarrollarse mediante un apretón de manos, el uso de la misma ropa o toallas o ir a la misma piscina, baño o sauna, ya que las bacterias no pueden sobrevivir fuera de una célula humana viva.

Nuestros cuerpos no desarrollan inmunidad a la clamidia por lo que Usted puede contagiarse incluso si la ha tenido antes. Dicho esto, protegerse contra esta ETS es muy fácil – sólo tiene que utilizar un preservativo cada vez que tenga relaciones sexuales con una pareja nueva, temporal o desconocida.

Leave a Reply